Atención domiciliaria para personas con dependencia
Empresa iguales cuidado de personas mayores
Atención domiciliaria para personas con dependencia
Atención domiciliaria para personas con dependencia

Señales de que tu ser querido necesita la ayuda de un cuidador

Señales de que una persona mayor necesita un cuidador a domicilio

Vamos a responder de forma clara y directa a muchas dudas sobre, ¿cuándo se necesita un cuidador?

Al pasar los años nuestros seres queridos van envejeciendo y poco a poco van perdiendo autonomía, ya sea desde el punto de vista psicomotriz o cognitivo. Llega un momento que aquellas personas que, en el pasado, han cuidado de nosotros, necesitan ser cuidados. Pero, ¿cuándo?

En la mayoría de casos las personas mayores se cierran a recibir ayuda. Esta negativa provoca que los familiares o seres queridos de la persona mayor pospongan la decisión.

Pero llega el momento en el que aparecen señales inequívocas de que la ayuda es urgente. A continuación vamos a enumerar algunas señales que advierten de que la persona mayor necesita ayuda.


Señales de alarma relacionadas con su alimentación

Ves a la cocina o despensa. Inspecciona si tiene alimentos almacenados que estén caducados, repetidos o directamente en mal estado. Esto nos podría estar indicando que quizás esté perdiendo autonomía o que no es capaz de mantener una alimentación equilibrada por sí mismo.

Es especialmente importante estar alerta de:

  • ¿Está desganado/a?
  • ¿No se sienten bien?
  • ¿Tienen fatiga?

Si encuentras comida caducada o en mal estado, tenemos que asegurarnos de que no está sufriendo una intoxicación alimentaria.

Debido a que cada vez tienen menos ganas de cocinar, las personas mayores tienen preferencia sobre comida preparada o procesada. Aunque les resulte práctico, puede ser peligroso a medio plazo, puesto que puede provocar una mala nutrición o generar nuevos problemas de salud relacionados con la hipertensión, glucosa en sangre u obesidad.


Señales de alarma relacionadas con el estado de su vivienda

Ropa y calzado tirado por la casa. Polvo acumulado. Signos de no haber barrido o fregado en semanas. Rincones llenos de pelusas, especialmente detrás de las puertas y debajo de las camas. Cocina con platos y cacharros sucios de hace días. Baños y toallas sucias. Falta de papel higiénico. Buzón lleno. Cartas sin abrir. Elementos de la casa que necesitan mantenimiento. Etc.

Dando un paseo por la casa y prestando mucha atención, te darás cuenta de si se está dedicando el tiempo suficiente para mantener la vivienda en mínimas condiciones. Este tipo de señales son muy evidentes a simple vista.


Señales de alarma relacionadas con su estado de salud

Perdidas de peso brusco o, por el contrario, aumentos de peso progresivos. Caídas continuas, mareos, falta de equilibrio o desorientación. Pérdida de movilidad o dificultades para mantener una conversación coherente. ¿Pasa mucho tiempo tumbado en la cama o sentado en el sofá?

Supervisa sus citas con el médico y cerciórate de que haya ido. Toma el control de su expediente médico y habla con sus médicos. Realiza analíticas y chequeos médicos para saber su estado de salud general. Verifica que no han aparecido nuevas patologías médicas o que las actuales hayan empeorado.

Accede a su receta electrónica y revisa que tenga en casa todos los medicamentos que hayan sido prescritos por sus médicos. Asegúrate de que se esté tomando la medicación correspondiente. Averigua si tiene pastillero y quien se lo prepara.

Algunas de estas señales nos son tan evidentes como las relacionadas con la comida o el estado general de su vivienda, pero sin duda, ante cualquiera de estas señales será más que evidente que la persona mayor necesita ayuda. Es urgente, con la salud no se juega.


Persona mayor mal vestida que necesita ayuda de un cuidador

Señales de alarma relacionadas con su higiene personal y aspecto

Comprueba su armario y averigua si tiene el tipo de ropa necesario según la estación del año. Investiga las tallas de su ropa. Verifica que tiene suficiente variedad de ropa y cantidad para una vida normal. Revisa la calidad o el estado general de la ropa. Busca rotos, descosidos o botones sueltos. Repasa su ropa interior, calcetines, calzado y también sus pijamas. Por desgracia hay muchas personas que duermen con ropa de calle o, que incluso salen a la calle con ropa de pijama.

¿Huele a limpio?, ¿parece aseado?, ¿qué tal su higiene íntima y dental?. Muy importante entrar en su lavabo. Verifica si tiene todos los productos de aseo personal en buen estado. Busca productos caducados, desgastados y trata de detectar productos de higiene personal que deben ser tirados a la basura.

La perdida de la higiene personal es una de las señales evidentes de que la persona mayor necesita ayuda. Será incuestionable.


Señales de alarma relacionadas con sus hábitos sociales

Habla con sus vecinos, amistades y familiares más cercanos. Pregúntales si siguen manteniendo el contacto, ya sea físico o telefónico. ¿Ha dejado de salir a pasear?, ¿se compra la comida por si mismo o se la traen?

Cuando la persona mayor pierde el contacto con el mundo exterior y deja de socializar, es una señal obvia de que necesita ayuda para seguir socializando con su entorno y con sus personas queridas.

El ser humano es social, y necesita el contacto con otras personas.


Señales de alarma relacionadas con sus asuntos personales

¿Ha dejado de pagar facturas?, ¿le han cortado algún suministro básico por impago?, ¿ha dejado de pagar impuestos?. Perder el control sobre sus asuntos personales también es una señal clara de que la persona empieza a necesitar ayuda para mantener su vida en orden.

En ocasiones, también detectamos que las personas mayores que viven solas, también han sido víctimas de timos o engaños, han realizado compras de productos que no necesitaban a vendedores a domicilio, incluso, habiendo pagado por estos precios muy elevados. Totalmente injustificados.


Negación y miedo al cambio

Es posible que a medida que vayas encontrando todo tipo de señales que confirman la necesidad de recibir ayuda, también vayas comprobando con asombro que estas señales de alarma no son importantes ni significativas para la persona mayor.

Por ejemplo, si encuentras comida en mal estado, es posible que te lo niegue o que ni siquiera se dio cuenta. Cuando le hables de su higiene personal, quizás no te haga caso. Este tipo de negación también son señales de ayuda. Sin duda.


Ahora que lo tengo claro, ¿cuál es el siguiente paso?

Si has encontrado suficientes señales como para darte cuenta de que ahora es el momento correcto poner ayuda a tu ser querido, el primer paso es hacer una lista de las necesidades específicas y también pensar en cuantos días a la semana va a necesitar ayuda y cuántas horas a la semana.


Antes de empezar la búsqueda del cuidador, contacta con una empresa especializada.

En Iguales somos una empresa especializada en cuidado de personas mayores a domicilio y también en tareas del hogar. Además de tener más de 15 años de experiencia, somos una agencia de colocación reconocida por el sistema nacional de empleo y la Generalitat de Cataluña.

Ayudamos a familias a encontrar el cuidador que están buscando, les asesoramos durante el proceso de selección y realizamos todas las gestiones relacionadas con el alta del trabajador y realizamos seguimiento mes a mes. Además, nosotros también prestamos los servicios directamente como empresa, ya que disponemos de nuestra propia plantilla de trabajadores en nómina.

Empresa de servicio domestico

¿Hablamos?

Llámanos al 93 715 65 53 y explícanos la situación de tu ser querido o familiar.

Nuestro trabajo siempre empieza conociendo personalmente tanto a las familias como a la persona que necesita los cuidados. Acudimos al domicilio y entendemos cuáles son las necesidades de la familia y de la persona a cuidar y ofrecemos siempre el servicio más apropiado, teniendo en cuenta las necesidades y recursos de la familia y el bienestar tanto del cuidador como de la persona mayor cuidada.

En persona siempre es mucho mejor. Cara a cara y en primera persona, este es nuestro factor de diferenciación respecto a la competencia, nos implicamos a nivel personal con cada una de las familias que nos han elegido.

Más publicaciones

Felicitació de nadal