Atención domiciliaria para personas con dependencia
Empresa iguales cuidado de personas mayores
Atención domiciliaria para personas con dependencia
Atención domiciliaria para personas con dependencia

Cuidado de personas mayores el fin de semana

Cuidar a una persona mayor los fines de semana

Detrás de la necesidad de cuidar a una persona mayor a domicilio durante el fin de semana, suele haber problemas complejos sobre los que es importante reflexionar antes de ofrecer una solución.

Las personas mayores o con dependencia no necesitan cuidados únicamente durante los fines de semana, generalmente, lo que se busca en estos casos es el descanso del cuidador que se encarga de esta persona entre semana.

Así que antes de seguir, vamos a reflexionar juntos

¿Quién cuida de la persona mayor de lunes a viernes?

Esta pregunta es relevante, porque nos ayuda a entender a quién se le tiene que dar descanso durante el fin de semana.

No es lo mismo que de lunes a viernes la persona mayor esté en un centro de día, que siendo cuidada por un familiar o que la familia ya haya contratado a una cuidadora a domicilio de lunes a viernes. Las circunstancias serán muy diferentes, especialmente las económicas.

¿Durante el fin de semana, cuántas horas de cuidado se necesitan?

Las necesidades de una persona mayor pueden variar mucho en función de su estado de salud y grado de dependencia. Una persona con una gran dependencia necesita de un cuidador prácticamente las 24 h del día, mientras que cuando la dependencia es menor, únicamente se necesitan ayudas puntuales, tales como por ejemplo para levantarse de la cama, asearse, ir a comprar, preparar la comida, etc.

Cuanta mayor sea la dependencia, más justificado estará el descanso de la persona que se hace cargo del cuidado de la persona, mayor de lunes a viernes y también, por supuesto, mayor número de horas de cuidados y mayor coste del servicio.

¿Va a necesitar un cuidador los fines de semana de forma continuada o va a ser algo puntual?

Esto es algo realmente importante. Los cuidadores y cuidadoras son personas como tú y como yo, así que también necesitan de un mínimo de estabilidad laboral. Siempre es más fácil encontrar a un cuidador o cuidadora cualificado para fines de semana cuando se ofrece continuidad al trabajador.

Siendo realistas y pragmáticos, cuando se trata de una necesidad puntual, donde además se requiere del cuidador durante muy poquitas horas al día, resulta realmente complicado encontrar a una persona cualificada que quiera aceptar el trabajo.

¿Qué tipo de responsabilidad y obligaciones deseas tener con la cuidadora del fin de semana?

Cuando hablamos de responsabilidades y obligaciones nos referimos a días de descanso, derecho a vacaciones, bajas por enfermedad, etc. El cuidador o cuidadora a domicilio no deja de ser un trabajador y como tal, también tiene sus derechos.

Así que la familia tiene que elegir qué tipo de relación va a tener con la persona responsable de los cuidados durante el fin de semana. Aquí tenemos dos posibilidades: que la familia se convierta en la parte contratante del cuidador, o, por el contrario, que la familia contrate a una empresa y que esta, le envíe un trabajador en plantilla de su propia empresa.

Cuando la familia se convierte en la parte contratante, el servicio es más económico. Pero los derechos y obligaciones del trabajador recaerá sobre la familia. Es decir, como parte contratante tendrá que hacerse cargo de cuotas de la seguridad social, días de descanso, vacaciones, bajas por enfermedad e incluso indemnizaciones por despido.

Cuando la familia contrata a una empresa con trabajadores en plantilla, es la propia empresa la que tiene que satisfacer los derechos de sus trabajadores. La familia recibe un servicio y pagará únicamente por las horas de servicios prestadas. En este caso el precio del servicio se verá incrementado.

En función del grado de dependencia, de las necesidades y de los recursos, cada familia debe elegir cuál es su mejor opción.

¿Cuánto vale un cuidador de fin de semana?

La relación laboral y los derechos de los cuidadores a domicilio están regulados por el régimen de empleadas del hogar (R.E.H), así que legalmente, cuando la familia es la parte contratante, tiene que pagar un mínimo de 7,29€/h en contratos de larga duración/indefinidos, y 7,82 €/hora trabajada si el contrato es puntual, menor de 120 días al año. Esto implica que están incluidas, aparte de las pagas extras, domingos, festivos, vacaciones.

Cuando la familia decide contratar a una empresa como Iguales para que le preste un servicio de atención domiciliaria los fines de semana, el precio por hora dependerá como comentamos de si contrata dichas horas prestadas con sus trabajadores de plantilla, pudiendo ser una atención SAD o doméstica, o si contratará finalmente a un empleado del hogar.

Aunque las necesidades suelen variar, en Iguales hemos detectado que la mayoría de familias prefieren ser ellos mismos la parte contratante y cuentan con nosotros para la selección de personal y también para la gestión laboral.

Ante la necesidad de contratar a un cuidador de fin de semana, la mayoría de familias deciden contratar a un trabajador en régimen interno (durmiendo/conviviendo) de fin de semana, siendo el horario habitual de entre las 9/10h del sábado a las 21/22h del domingo, teniendo un costo mensual a partir de 670€.

Cabe diferenciar entre precio hora bruto (sin descontar su % de la S.S) y el neto que percibe el trabajador por una parte, y el costo que le representa a su empleador, la contratación, ya que se ha de añadir la seguridad social de las horas trabajadas.

Desde Iguales esperamos que toda esta información haya sido de utilidad y por supuesto, nos ponemos a vuestra disposición.

Más publicaciones

Felicitació de nadal