Adaptación de la vivienda, ¿qué implica?

28 mayo, 2014

Una  cuestión importante en la atención domiciliaria, es facilitar la autonomía de las personas que atendemos y sin duda anticiparse a los posibles accidentes domésticos. Accidentes provocados bien por una inadecuada ubicación de objetos, un difícil acceso, luminosidad deficiente, desniveles en el piso, etc.

Te propongo que hagas una revisión de estos pequeños detalles en casa de tu allegado y verás como le aportará comodidad y seguridad a tu familiar y tranquilidad a ti.

Con frecuencia prestamos más tiempo y energías cuando el accidente es un hecho. Como profesional te podría enumerar los inconvenientes que para una familia supone un accidente doméstico de un familiar, aunque mejor me centraré de hablar en positivo de las soluciones.

De la misma manera que tomamos medidas preventivas cuando un crio comienza a andar y retiramos lo que consideramos peligroso a su alcance, es necesario estar atento a qué puede afectar a la seguridad de nuestros mayores o dependientes. Te hago estas reflexiones, ¿te has resbalado alguna vez en la bañera?, ¿es fácil o difícil acceder a ella?, las respuestas de nuestros usuarios suelen ser un “sí.. y bueno, es dificultoso”, imaginemos para una persona mayor. Lo curioso es que la mayoría utilizamos la bañera como ducha, esto lo que pone de manifiesto es que damos por buenas, muchas de las situaciones que llevan tiempo establecidas y que nos rodean. Este ejemplo de cambiar la bañera por un plato de ducha es una muestra de adaptación de la vivienda. También disponemos hoy día  de una infinidad de lo que se denominan ayudas técnicas, son  utensilios que ayudan, acompañan, permiten a las personas con determinada limitación, llevar a cabo una acción cotidiana.

A continuación describo una serie de recomendaciones a tener en cuenta::

– Suelo. Fijar las alfombras al suelo para impedir un tropiezo, por ejemplo con mallas antideslizantes o adhesivos doble cara, sobre todo en los bordes. Evitar que haya desniveles en el suelo como  escalones, marcos de puertas hacia terrazas, etc. Al igual que retirar objetos innecesarios que estén en el paso habitual de la persona, en el pasillo, dormitorio, cuarto de baño,  etc.

– Accesibilidad. Si es necesidad adquirir una silla de ruedas,  la primera medida será medir la anchura de las puertas por donde vaya a desplazarse. Cuando la situación nos reclame adquirir una silla con una anchura mayor a la de la puerta es cuando tendremos que valorar adaptar la puerta para ello.

– Para evitar males mayores en el manejo del gas, se recomienda utilizar encimera eléctrica y/o microondas.

– Iluminar la vivienda suficientemente, una ayuda para llevarlo a cabo puede ser  alentar a nuestro mayor informándole que con lámparas de bajo consumo no es costoso tener una buena iluminación. Facilitar que los enchufes estén  cerca del lugar de uso, evitando así los cables prolongadores  en su lugar de paso.

– Agarradores, los agarradores son económicos, los hay de diferentes medidas y diseños y es una pieza fundamental en la seguridad, habría que valorar dónde ponerlos, en el cuarto de baño, dentro de la ducha, para acceder a ella, en los pasillos, etc.

– Elevadores para el aseo, con la edad se pierde fuerza en las piernas y estos dispositivos facilitan  levantarse a la persona.

Caminadores, hay muchos modelos de éstos según su necesidad, con o sin ruedas, con o sin asientos, con cesta, etc.

Estas son algunos ejemplos de acciones y/o elementos que tenemos la suerte de disponer, no hace tantos años éstos eran inimaginables.

Si tienes alguna necesidad en concreto, puedes ver más  en  nuestros servicios y  productos o bien llamarnos.

Conciencia –> Decisión -> Acción ->

Iguales

Artículos relacionados que te pueden interesar